Atención personalizada para personas
mayores Beeh Salud

Todo sobre el cuidado del adulto mayor

 

El envejecimiento es una realidad y afecta a todas las familias. Como hijos adultos, cuando imaginamos a nuestros padres como personas mayores, es posible que no comprendamos completamente hasta qué punto su envejecimiento los afectará o cómo nos afectará a nosotros. De hecho, si ya son personas mayores y aún gozan de buena salud y viven de forma independiente, es posible que no sintamos cambios o preocupaciones dramáticos. Sin embargo, llega el momento en que los efectos del envejecimiento se vuelven más evidentes y es posible que se necesiten cuidados a largo plazo.

Una disminución general de la vitalidad física y mental puede resultar en cambios visibles e incluso drásticos en la apariencia de nuestros padres, el nivel de vida y el bienestar emocional. Cuanto más conscientes seamos de cómo el envejecimiento puede afectarlos y qué opciones están disponibles para ellos como personas mayores y para nosotros como niños adultos afectuosos, mejor para todos los involucrados. Tomemos un momento para considerar algunas cosas esenciales que debemos tener en cuenta con respecto a su bienestar durante el envejecimiento y cómo la atención domiciliaria puede marcar la diferencia.

 

¿Qué cuidados necesita un adulto mayor?

 

El bienestar de nuestros padres es nuestro mayor deseo a medida que envejecen y viven los últimos años de sus vidas. El cuidado de personas mayores significa considerar el bienestar emocional, mental y físico de un miembro de la familia.

Lo esencial para la dignidad y el bienestar físico y emocional de nuestros padres mayores es garantizar que sus requisitos de la vida diaria se cumplan de manera efectiva. Las actividades básicas generalmente se enumeran como:

 

  • Autoalimentación
  • Movilidad funcional (moverse mientras realiza actividades, acostarse y levantarse de la cama, sentarse y levantarse de una silla)
  • Vendaje
  • Bañarse o ducharse
  • Higiene personal (incluye cepillado / peinado del cabello, afeitado, actividades de aseo personal)
  • Higiene del inodoro (incluye ir al baño, autolimpieza, levantarse del inodoro)

 

Si tienen problemas de movilidad y salud que dificultan o imposibilitan que se ocupen de estas actividades de forma independiente, entonces debe buscarles la ayuda adecuada. Ya sea que se trate de brindar atención (usted u otra persona calificada) o invertir en el equipo y los accesorios adecuados para ayudarlos a continuar realizando las tareas diarias de forma independiente, tenga en cuenta que hay muchas opciones y opciones disponibles.

 

¿Cómo debería ser el cuidado del adulto mayor en el domicilio?

 

Para muchos adultos, la responsabilidad de cuidar a un padre de edad avanzada tiende a ocurrir aproximadamente al mismo tiempo que se dirigen a la jubilación.

Pero el cuidado en el hogar de un padre enfermo o frágil puede suceder en cualquier etapa de su vida; por eso es tan importante saber cómo manejar la responsabilidad. A continuación, se ofrecen algunos consejos para los cuidadores de padres ancianos que lo ayudarán a adaptarse:

 

  1. Evalúe cuántos cuidados se necesitan

Su primer paso y el más importante es evaluar cuántos cuidados necesita un adulto mayor. Tenga cuidado de asumir demasiadas responsabilidades demasiado pronto. Esta es una manera rápida de sentirse abrumado y puede perder de vista rápidamente el panorama general o comenzar a pasar por alto su propia salud.

Cree una lista de tareas diarias, semanales y mensuales que le ayuden a tener una buena idea del tipo de atención que necesita. Esto también le dará una idea clara de cuánta ayuda se necesita durante el día, la noche o los fines de semana.

Para compilar una lista completa, tenga a mano un bloc de notas y anote cada vez que su ser querido necesite ayuda con una determinada tarea. Después de una semana, debería tener una descripción detallada del alcance de la atención que se necesita.

 

  1. Sea realista sobre lo que puede ofrecer

Una vez que tenga una idea clara de cuáles son las necesidades de sus padres, debe evaluar cuánto puede manejar sin ayuda adicional. Si sabes que hay tareas que están fuera de tu capacidad, es importante que seas honesto con tus padres y consigo mismo.

Sea realista sobre la cantidad de atención que puede brindar sin sacrificar su propia salud, sus relaciones y otras responsabilidades. Si toma demasiado, podría agotarse, lo que lo dejaría incapaz de cuidar a nadie. En mayor o menor medida, es importante contar con ayuda para el cuidado de los padres ancianos. Cuidar a las personas mayores tiene sus propios desafíos, así como sus recompensas.

 

  1. Obtenga la ayuda que necesita (¡sin sentirse culpable!)

Recuerda que no es vergonzoso contratar la ayuda adicional que necesitas. Si sabe que no puede hacerlo todo, pero desea poder brindar la mejor atención posible a sus padres, busque la ayuda que pueda pagar. Obtener los mejores servicios puede llevar tiempo y esfuerzo al principio, pero es una inversión que dará sus frutos en el futuro.

El soporte adicional incluye:

  • Inscribir a sus padres en un programa diurno para adultos que les permita socializar y que usted descanse
  • Contratar a un cuidador que ayude en la casa a diario
  • Contratar a un acompañante mayor voluntario que esté dispuesto a visitar y llevar a sus padres de excursión
  • Eliminación de recados comprando suministros de cuidado a granel para entrega a domicilio
  • Tampoco es vergonzoso pedirle a amigos cercanos y otros miembros de la familia que le hagan mandados sencillos, que le ayuden con las pequeñas tareas domésticas o que le preparen una comida o dos cuando lo necesite.

 

  1. Comparta la carga cuando lo necesite

Además de pedir ayuda con sus tareas de cuidado, también es importante compartir la responsabilidad y tomarse un descanso cuando lo necesite. Puede que estés haciendo un gran trabajo al cuidar de un familiar adulto mayor, pero nadie sabrá que necesitas ayuda si no la pide.

Está bien pedirle a un hermano, a un cónyuge, a un pariente cercano o a un amigo que comparta su responsabilidad como cuidador durante un día o incluso un fin de semana. Esto le permite tomarse el tiempo que tanto necesita y la oportunidad de descansar, recuperarse y regresar con energía.

Con esto en mente, recuerde que recibir ayuda de familiares y amigos es diferente en cada situación. Trate de ser creativo y flexible en su enfoque para compartir la carga.

 

  1. Aproveche al máximo los servicios de comidas fáciles y listos para usar

No es ningún secreto que las necesidades nutricionales de las personas mayores son excepcionalmente importantes, especialmente si están enfermas o luchan contra una enfermedad. Muchas personas mayores también corren el riesgo de desnutrición debido a la falta de apetito, depresión, ansiedad y otros factores.

Comprar alimentos y preparar cada comida desde cero puede suponer mucho trabajo, así que aproveche al máximo los servicios de comidas simples, sabrosos y asequibles en su área. Esto significa que su cocina siempre está equipada con comidas preparadas para que su padre mayor no se salte las comidas y satisfaga sus necesidades nutricionales a diario.

Brindar acceso regular a comidas saludables y nutritivas ayudará a mejorar su salud en general, mientras que un servicio de comidas preparadas ayuda a aliviar la presión.

 

  1. Encuentre el apoyo financiero que necesita

Cuidar a un padre anciano realmente puede acumularse con el tiempo. Con el tiempo, esto podría suponer una grave carga financiera sobre sus hombros. Una buena forma de reducir el peso económico del cuidado de un padre anciano es buscar el apoyo financiero que necesita antes de que todo se vuelva demasiado.

Algunas sugerencias simples incluyen encontrar programas de beneficios gubernamentales y privados que cubran algunos de los costos de mantener a un padre anciano. Si sus padres reciben un fondo de pensión, hable con ellos y con la familia sobre el uso de parte de esto para pagarse a sí mismo como cuidador familiar.

 

  1. No descuides el cuidado personal

Uno de los aspectos más importantes de la prestación de cuidados es ponerse primero a usted mismo, antes de cuidar a los demás. Si su salud falla, ¿quién cuidará de sus seres queridos?

Priorice su cuidado personal nutriendo su cuerpo con comidas saludables y nutritivas. Asegúrese de dormir lo suficiente y de buena calidad, beba mucha agua, si tiene tiempo y energía, haga ejercicio al menos 3 veces por semana. Lo más importante es que si necesita un descanso o si necesita ayuda, ¡solicítela!

 

 

¿Por qué es importante el cuidado del adulto mayor?

 

A medida que el cuerpo envejece, se vuelve propenso a sufrir enfermedades. El envejecimiento no se puede prevenir, pero podemos aprender a lidiar con las condiciones que surgen para una buena salud de nuestros seres queridos. La mayoría de los problemas de salud de los adultos mayores son la pérdida de memoria, la demencia y la enfermedad de Alzheimer, entre otros. A continuación se analizan algunos consejos para hacer más manejable el cuidado de los padres en el hogar.

Repasemos algunos consejos de cuidado geriátrico o de ancianos para que el cuidador principal, también conocido como miembro de la familia, no se sienta agobiado:

 

Tener un sistema de apoyo:

Si no puede dedicar suficiente tiempo debido al compromiso laboral, busque un servicio profesional de atención a personas mayores. Una gran cantidad de servicios de atención domiciliaria que brindan un apoyo básico a esencial, como comprar alimentos diarios, cocinar, lavar la ropa, hacer ejercicio, visitas al médico, etc.

 

Visitas periódicas al médico:

Es crucial llevar detalles de su historial médico, medicación actual y dosis. Ayude a sus padres a comprender sus medicamentos junto con los cambios recomendados en su dieta.

 

Ejercicio y dieta saludable:

Es una buena idea acompañar a tus padres en las caminatas matutinas y vespertinas. No solo los hará sentir renovados, sino que también les brindará la oportunidad de pasar un tiempo juntos. Prestar atención a la dieta es igualmente importante. Muy a menudo, no pueden consumir mucho a su edad debido a la indigestión, por lo que es importante alimentarlos con una comida nutritiva y saludable.

 

Mantenga un asistente de enfermería:

Tener un asistente de enfermería es una técnica útil, ya que sus padres disfrutarán de la compasión de su familia en casa y aún tendrán un asistente para atender los problemas de salud. En caso de que alguna condición de salud empeore, el profesional puede alertar al médico en cuestión con anticipación.

 

Asegure la prevención de caídas:

Las caídas se han asociado con la mayoría de las lesiones mortales y no mortales para los ancianos. Las caídas provocan muchos problemas de salud física en un cuerpo que envejece. Algunos medicamentos pueden aumentar el riesgo de caídas. Controla que tus padres usen zapatos cómodos y asegúrate de que tu hogar esté bien organizado en todo momento. El piso siempre debe permanecer seco. Utilice tapetes y alfombras antideslizantes para evitar resbalones.

 

Fomente la actividad física:

Hacer ejercicio puede ser de gran ayuda para que su padre anciano se mantenga saludable y en forma. Con la aprobación de un médico, deje que el cuidador supervise los entrenamientos ligeros, la fisioterapia , la caminata o el yoga. La actividad física mejorará el estado de ánimo, la funcionalidad de los órganos y la fuerza. Ayuda a minimizar el riesgo de caídas mejorando la flexibilidad, el equilibrio y la coordinación.

 

Su hogar a prueba de adultos mayores:

Los especialistas recomiendan proteger su casa para personas mayores. Algunas herramientas útiles son las alarmas contra incendios, los kits de administración de medicamentos, los dispositivos de movilidad, los servicios de entrega de comidas y las barras de apoyo.

 

Cuidar correctamente a su padre mayor significa proporcionar las soluciones más compasivas para el cuidado de los ancianos. Estos útiles consejos, junto con mostrar amor, cuidado y compasión hacia sus padres ancianos, pueden mejorar su longevidad y calidad de vida.

 

 

Enfermera o cuidadores profesionales para adultos mayores

 

En fractura de cadera en el adulto mayor cuidados de enfermería:

Mantenimiento de la movilidad, la energía y la participación en el cuidado personal durante la estancia hospitalaria de una persona mayor puede mantener su independencia, reducir la probabilidad de caídas y lesiones relacionadas con caídas y minimizar la pérdida de confianza debido al miedo a caer. El principio subyacente de la calidad de la atención es la empatía, un aspecto multidimensional complejo de la relación terapéutica que implica la capacidad de comprender las necesidades, significados, miedos, prioridades y perspectivas de los pacientes. La interacción entre el cuidador y un paciente con deterioro cognitivo puede ser una fuente de estrés, particularmente si el deterioro cognitivo (o demencia) sufre y resiste los esfuerzos del cuidador. Prestar atención a la comodidad y la higiene es fundamental e incluye, por ejemplo, reconocer que los pacientes a menudo sienten hambre y sed extremas y sequedad de boca, por lo que es esencial un cuidado bucal frecuente y eficaz. Muchos otros aspectos de la atención de enfermería fundamental durante el período perioperatorio incluyen:

 

Delirio agudo: es más probable que el equipo de enfermería reconozca los signos del delirio.

Prevención de las lesiones por presión: las lesiones por presión son complicaciones graves de la inmovilidad, la hospitalización y la cirugía y pueden afectar hasta a un tercio de los pacientes con fractura de cadera.

La hidratación, la nutrición , y el estreñimiento: el líquido en las personas mayores puede ser difícil, ya que pueden autorregular la ingesta de líquidos para controlar la incontinencia urinaria o la frecuencia y gestionar dificultades para acceder a los servicios sanitarios. La vigilancia estrecha del equilibrio de líquidos es un aspecto esencial de la atención de enfermería para prevenir o identificar lesiones renales y la aceptación de los líquidos y las bebidas de suplementos nutricionales por parte de los pacientes suele ser deficiente. La nutrición está relacionada con todos los resultados de la recuperación y es responsabilidad de todo el equipo, pero el equipo de enfermería es fundamental para una ingesta dietética adecuada debido a su presencia durante las 24 horas.

Estreñimiento: puede ser agudo o crónico y es una complicación importante y común para los pacientes después de una fractura y durante períodos de mala salud e inmovilidad. La prevención debe considerarse en una etapa temprana de la vía de atención; esto debería involucrar:

  • Evaluación regular de la función intestinal, incluida la frecuencia y consistencia de la defecación.
  • Proporcionar y fomentar una dieta rica en fibra pero apetitosa.
  • Uso cuidadoso pero temprano de los aperitivos recetados.

 

Las enfermeras también deben educar a los pacientes sobre cómo disminuir los antojos después del alta de acuerdo con su movilidad modificada, su privacidad recuperada y, finalmente, su apetito recuperado.

Infección asociada a la atención médica: la prevención, el reconocimiento y el manejo son responsabilidad de todo el equipo médico, pero son fundamentales para la atención de enfermería las 24 horas que a menudo incluye la coordinación de la atención brindada por otros miembros del equipo. Las enfermeras en funciones de liderazgo pueden ser fundamentales para garantizar que el personal se adhiera a las pautas de prevención de infecciones. La prevención de infecciones pulmonares, infecciones del tracto urinario y tromboembolismo también es importante en la atención perioperatoria.

 

Prevención secundaria de fracturas: un aspecto importante de la preparación del paciente para el alta es considerar la prevención secundaria de la fractura. Esto debe ser un foco durante toda la estancia del paciente en el hospital. Esto incluye la derivación para el diagnóstico y tratamiento de la osteoporosis y la evaluación y prevención del riesgo de caídas.

 

El cuidado de los pies en el adulto mayor

El envejecimiento pasa factura a los pies. Pero con una larga lista de tareas pendientes para el cuidado, las tareas que no están a la vista, como el cuidado de los pies, pueden olvidarse fácilmente.

Con el tiempo, los pies se aplanan y se ensanchan. El acolchado graso se desgasta naturalmente. Eso deja los huesos y las articulaciones de los pies más expuestos al desgaste.

Una lesión tan simple como una ampolla grave puede afectar la movilidad , el equilibrio y la función general en los adultos mayores.

Las roturas de la piel, los esguinces, la neuropatía, las uñas encarnadas y las lesiones como las fracturas podrían ser el primer dominó en caer y provocar una cascada de problemas de salud que podrían afectar gravemente la salud y el bienestar de su adulto mayor.

Para mantener saludables los pies envejecidos y reducir el riesgo de problemas de salud causados ​​indirectamente por problemas en los pies, use estos 8 consejos esenciales para el cuidado de los pies de las personas mayores.

 

  1. Mantenga los pies limpios
  2. Hidratar los pies
  3. Recorta las uñas
  4. Controlar llagas
  5. Usar calzado que quede bien
  6. Atención médica cuando sea necesario
  7. Atender el dolor
  8. Promover la circulación

 

Como cuidar la piel de un adulto mayor

A medida que envejece, su piel envejece naturalmente junto con usted. La producción de colágeno y elastina se ralentiza, lo que hace que la piel pierda algo de elasticidad. La piel también se vuelve más fina y frágil; las glándulas pierden su capacidad para hidratar eficazmente la piel; y por lo tanto, es común que los adultos mayores tengan la piel seca. Además de estos efectos naturales del envejecimiento, el medio ambiente puede tener un efecto agravante, incluso cuando una persona recibe demasiado sol o ha estado expuesta a condiciones climáticas adversas. El origen étnico y la herencia de una persona también son factores que influyen en el envejecimiento de su piel.

¿Cómo se puede reducir el desarrollo y los efectos agravantes de la piel seca? Hemos recopilado consejos sobre el cuidado de la piel para adultos mayores:

 

Lavar suavemente

Use agua tibia en lugar de agua caliente cuando se lave y evite tomar demasiados baños o duchas. Use limpiadores suaves en lugar de jabones fuertes y productos a base de alcohol. Evite los aceites de baño ya que hacen que la bañera sea resbaladiza, lo que aumenta el riesgo de caídas.

 

Hidrate su piel

Considere un humectante sin fragancia y mantenga su piel bien hidratada para ayudar a prevenir las grietas y la picazón que pueden acompañar a la piel seca. Esto ayudará a prevenir el “ciclo de picazón-rasguño-erupción-picazón”.

 

Sea inteligente con el sol

Manténgase alejado del sol, siempre que sea posible, durante el tiempo en que los rayos son más fuertes: de 10 am a 4 pm Puede quemarse con el sol incluso cuando está nublado o cuando está en el agua. Use protector solar de amplio espectro con SPF de 15 o más. Aplicar de 15 a 30 minutos antes de salir y reaplicar cada dos horas. Evite las lámparas solares, las camas solares y las pastillas bronceadoras.

 

Vístase para protegerse

Use “camisas sueltas, livianas, de manga larga y pantalones largos o faldas largas”, junto con un sombrero de ala ancha. También use gafas de sol que bloqueen los rayos del sol.

 

¡No fume!

Fumar daña la piel de muchas formas, lo que contribuye a la aparición de arrugas y, por lo demás, al envejecimiento de la piel. Los vasos sanguíneos de la capa externa de la piel se estrechan en los fumadores, lo que reduce el flujo sanguíneo y agota los nutrientes y el oxígeno de la piel. El colágeno y la elastina, que proporcionan elasticidad a la piel, también se dañan al fumar.

 

Coma mejor

Incluso “las deficiencias nutricionales menores pueden causar erupciones cutáneas, lesiones cutáneas y otros cambios cutáneos”. Asegúrese de obtener una combinación saludable en su dieta .

 

¡Bebe agua!

Asegúrese de tomar suficiente líquido. Cuando se deshidrata, su piel también lo hace, y esto también aumenta las posibilidades de lesionarse la piel.

 

Humidificar

Coloque un humidificador en su casa para agregar humedad al aire.

 

Limite las sustancias secantes

Usar demasiado jabón, perfume o antitranspirante puede empeorar la piel seca.

 

Consulte a un médico

Si sigue todos estos otros consejos y aún tiene la piel seca y con picazón, pídale ayuda a su médico. Él o ella puede revisarlo para detectar diabetes o enfermedad renal, así como brindarle recomendaciones tópicas para aliviarlo.

 

 

Cuidados de enfermería en pacientes diabeticos adultos mayores

Aunque un número creciente de adultos jóvenes está desarrollando diabetes tipo 2, no se pueden ignorar el riesgo y sus efectos en las personas mayores. Es cierto que los síntomas de la diabetes a veces pueden no ser detectables entre los ancianos, pero si no se controla, la acumulación de glucosa en la sangre puede causar daños graves a casi todos los órganos principales del cuerpo, incluidos los riñones, el corazón y los ojos, entre otros. ¡Pero no hay nada de qué preocuparse todavía! La buena noticia es que con la ayuda de un estilo de vida activo, cambios en la dieta y ejercicios, el problema puede manejarse fácilmente y ayudarlo a prolongar su vida.

 

A continuación, se analiza qué es exactamente la diabetes, sus causas y qué puede hacer para evitar que le permita vivir una vida saludable y feliz.

 

¿Qué es la diabetes?

Un trastorno de salud común pero grave, la diabetes es una condición metabólica por tener niveles de azúcar en sangre más altos de lo normal. En la diabetes, la capacidad del cuerpo para producir o utilizar insulina se ve afectada. Hay tres tipos principales de diabetes:

 

Diabetes tipo 1: es una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunológico ataca por error a las células beta del páncreas que producen insulina. El daño es permanente y suele ocurrir en la niñez.

Diabetes tipo 2: comienza como resistencia a la insulina en la que el cuerpo no puede usar la insulina de manera eficiente. Sus factores contribuyentes podrían ser el exceso de peso, la genética o una afección médica subyacente y, a menudo, se detecta en la edad adulta o en la vejez.

Diabetes gestacional: ocurre debido a las hormonas bloqueadoras de la insulina producidas durante el embarazo. Es una condición temporal que desaparece después del parto.

 

Síntomas de diabetes entre ancianos:

 

Los síntomas de la diabetes entre las personas mayores a menudo pasan desapercibidos, ya que se confunde que el problema de la micción excesiva, el letargo o los dolores frecuentes de hambre se deben a factores de edad. Si tiene una persona mayor en casa, esté atento a los siguientes signos:

 

  • Cansarse fácilmente
  • Hambre frecuente
  • Sed excesiva
  • Pérdida de peso repentina
  • Micción frecuente
  • Visión borrosa

 

Las personas mayores con diabetes deben tener un cuidado especial de su salud para llevar una vida normal. Pueden beneficiarse mucho de un plan de atención de enfermería personalizado para la diabetes que una enfermera calificada puede proporcionarles después de un diagnóstico de enfermería adecuado para la diabetes.

 

Un plan de cuidados de enfermería eficaz para la diabetes incluye:

 

Exámenes de azúcar en sangre regulares como:

Prueba de glucosa: prueba de nivel normal de glucosa en sangre. Realizado en cualquier momento del día.

Prueba de glucosa en ayunas: esta prueba se realiza después de no consumir alimentos durante al menos 8 horas

Prueba de tolerancia a la glucosa oral: esta prueba se realiza después de ayunar durante toda la noche y luego nuevamente durante otras 2 horas después de consumir una bebida que contiene azúcar.

Prueba de HbA1C: esta prueba indica su nivel de glucosa durante los últimos 2 a 3 meses.

Plan de dieta adecuado: esta es una parte importante del plan de atención de enfermería para la diabetes. El paciente debe consumir opciones dietéticas saludables.

Hidratación adecuada

Estar hidratado es una parte crucial del plan de atención de enfermería para la diabetes, especialmente si está controlando la diabetes tipo 2, ya que el agua ayuda a reducir el nivel de azúcar en la sangre al diluir la sangre. Es conveniente tener una botella a través de la cual pueda beber en cualquier momento del día.

 

Reducir el riesgo de infección.

Las personas diabéticas con cicatrización tardía de las heridas tienen un mayor riesgo de desarrollar una infección. El cuidado correcto de las heridas es extremadamente importante para ellos, ya que contribuye a prevenir la infección de la herida. Los niveles normales de glucosa en sangre aseguran una buena circulación sanguínea, especialmente alrededor del área de la herida afectada. La correcta administración de los medicamentos recetados para la diabetes es importante para estabilizar los niveles de glucosa en sangre. Además, el tratamiento con antibióticos también es importante para prevenir el desarrollo de una infección en el sitio de una herida. Esto debe estar incluido en el plan de cuidados de enfermería para la diabetes.

 

Manejo del estrés

Es normal que las personas experimenten estrés a lo largo de su vida, pero para los diabéticos de edad avanzada tiene muchas consecuencias negativas. Por eso, el manejo del estrés es una parte clave del plan de cuidados de enfermería para la diabetes. En pocas palabras, el estrés es el resultado de algo que empuja a su cuerpo a comportarse como si estuviera siendo atacado. Las fuentes de estrés pueden ser físicas, como lesiones o enfermedades. Pueden ser mentales, como problemas en su matrimonio, trabajo, salud o finanzas. Además, si no entiende los cambios corporales por problemas de salud, uno puede estar estresado.

 

Estilo de vida libre de alcohol

Los diabéticos de edad avanzada deben mantenerse alejados del alcohol. El propósito del manejo de las comidas en el control de la diabetes es monitorear la ingesta de carbohidratos de una persona, lo que conduce a niveles más altos de glucosa en sangre. Como el alcohol se compone de carbohidratos, beber da como resultado un ligero pico en los niveles de glucosa en sangre en función de la cantidad de alcohol que se ingiera.

 

Además, el alcohol interfiere con la liberación de glucosa por parte del hígado, ya que una vez que el hígado detecta el alcohol, da preferencia a eliminar primero el alcohol, poniendo en espera la producción y liberación de glucosa. Esta falta de liberación de glucosa del hígado puede causar hipoglucemia o niveles bajos de azúcar en sangre.

Caídas en el adulto mayor cuidados de enfermería

 

Los protocolos en los servicios de enfermería son reglas, sistemas o pautas específicas que el personal debe seguir para garantizar que los adultos mayores permanezcan seguros.

Los protocolos para prevenir caídas pueden incluir:

  • Observar de cerca a las personas mayores y caminar con aquellos que están en riesgo
  • Proporcionar andadores o sillas de ruedas.
  • Revisar los medicamentos que usa el paciente, ya que algunos pueden aumentar el riesgo de mareos y caídas.
  • Dar a los ancianos almohadillas para la cadera para prevenir una fractura de cadera si el paciente se cae
  • Evaluar a los pacientes después de una caída para identificar las causas y tratarlos, si es posible
  • Tomar nota de los pacientes que tienen dificultades para moverse y ayudar específicamente a esos casos.

 

Otros cuidados de padecimientos más frecuentes son:

  • Cuidados de enfermeria en desnutricion del adulto mayor
  • Cuidados de enfermeria en enfermedades respiratorias en el adulto mayor
  • Cuidados de enfermeria en estreñimiento en el adulto mayor
  • Cuidados de úlceras por presión en adultos mayores
  • Cuidados de enfermeria en el adulto mayor con cataratas

 

 

¿Qué hace una cuidadora de ancianos?

 

Cada día, innumerables personas van a trabajar en ocupaciones que reciben muchas menos gracias de las que merecen. Una de esas ocupaciones es, sin duda, la de los cuidadores. Ni siquiera se paga a todos los cuidadores, especialmente a los hijos adultos que ayudan con los padres o parientes ancianos. Si está pensando en asumir el rol de cuidador, es posible que se pregunte qué tipo de responsabilidades abarca este trabajo.

 

Los deberes de un cuidador son los siguientes:

 

  • Administrar medicación
  • Transportando al mayor
  • Administrar las finanzas, incluido el pago de facturas.
  • Compañía proveedora
  • Preparar y servir comida
  • Limpieza interna
  • Ayudar a vestirse, bañarse y otras tareas de higiene.
  • Seguimiento de la salud diaria

 

 

Convertirse en cuidador por primera vez pone una inmensa cantidad de responsabilidad sobre sus hombros, por lo que es comprensiblemente estresante. Pida ayuda profesional si así lo considera.

 

Higiene del adulto mayor

 

Las tareas cotidianas pueden volverse más difíciles a medida que envejecemos. Para muchas personas mayores, una buena higiene personal puede ser un desafío especial debido a la falta de movilidad y, a veces, a la absoluta falta de energía. La depresión, el aislamiento, la demencia, el miedo a las caídas o los efectos secundarios de los medicamentos pueden hacer que las personas mayores pierdan el interés o descuiden por completo su higiene y aseo personal.

 

La salud y la higiene van de la mano. Si usted o un ser querido anciano tiene dificultades para mantener una rutina de higiene diaria, aquí hay algunos consejos útiles.

 

Identifica los problemas. Llegue a la raíz de por qué su ser querido ha descuidado su higiene personal. Los adultos mayores a menudo desarrollan una mala higiene debido a problemas de movilidad o porque son físicamente incapaces de realizar sus rutinas normales de higiene y tienen miedo de decir algo. Cualquiera sea la razón, es importante identificar los problemas y discutir las posibles soluciones para ayudarlos a mantenerse limpios y saludables.

 

Establece una rutina. Crear una rutina de higiene diaria puede ayudar a su ser querido a acostumbrarse a realizar actividades específicas como ducharse, cepillarse el cabello y los dientes. Evite hacer que estas rutinas diarias de higiene parezcan tareas domésticas o algo que deba apresurarse. Hágalo parte de su día:

  • Pon la música que les gusta
  • Mantenga la habitación, el agua y las toallas calientes.
  • Disponga su ropa para que puedan ponerse un atuendo cómodo de inmediato.

 

Asegúrese de que el baño sea seguro. El miedo a caerse o resbalarse a menudo puede ser suficiente para evitar que las personas mayores se duchen o bañen por completo. Instale el equipo adecuado en el baño, como pasamanos en la ducha y cerca del inodoro, instale asientos de inodoro elevados y agregue un banco en la ducha.

 

Compra útiles auxiliares de higiene. Hay muchos dispositivos que están diseñados para resolver los problemas de higiene de las personas mayores al facilitarles el cuidado de su propio aseo personal. Las sillas de ducha, las toallitas húmedas sin enjuague y los cepillos de ducha de mango largo, las maquinillas de afeitar y los cortaúñas pueden hacer que el cuidado de la higiene personal sea más seguro y más fácil.

 

Considere contratar soporte profesional. Un cuidador profesional puede brindarle servicios de higiene personal. Es posible que su ser querido prefiera esta opción si ha estado evitando tener que pedirle ayuda a usted o a otro miembro de la familia. De hecho, es posible que se sientan más cómodos si un miembro que no sea de la familia realice estas tareas.

 

Ayudar a los seres queridos que envejecen con su higiene personal es una labor de amor, pero también puede ser agotador y estresante. Beeh Salud y nuestros cuidadores altamente capacitados están aquí para brindar el apoyo de atención domiciliaria que usted y su ser querido necesitan para sentirse seguros, reconfortados y cuidados.

 

 

Plan de cuidados de enfermería para el adulto mayor

 

Cada paciente tiene sus propios requisitos médicos específicos y no hay dos planes de atención médica iguales. Dicho esto, nuestro equipo de profesionales de la salud toma los siguientes pasos al formular planes de atención:

 

  • Evaluación: evaluación completa de la salud general del paciente, incluida la salud física y mental, así como los posibles factores de riesgo.
  • Diagnóstico: formule diagnósticos utilizando los datos del paciente de la evaluación
  • Planificación: cree objetivos a corto y largo plazo, teniendo en cuenta los comentarios de los pacientes y sus familiares. Identificar qué intervenciones de enfermería son las más adecuadas.
  • Implementación: Aplicar intervenciones de enfermería y reevaluar los resultados de salud del paciente.
  • Evaluación: evaluar el progreso del paciente y ajustar el plan de cuidados de enfermería según sea necesario

 

Durante la evaluación, nuestras enfermeras revisan todos los resultados de laboratorio relevantes, el historial médico, así como las inquietudes del paciente y la familia. Tomamos en consideración las necesidades físicas y emocionales de su ser querido e identificamos los factores de riesgo a tratar en el plan de cuidados de enfermería.

 

Tras la evaluación, se forman los diagnósticos de enfermería. Estos son problemas médicos que las enfermeras pueden manejar sin requerir la intervención del médico, y varios son problemas comunes en las poblaciones geriátricas, como el riesgo de caídas y dolor agudo.

 

Es importante establecer metas y planificar de acuerdo con el resultado deseado por el paciente. Además de utilizar la retroalimentación obtenida de los pacientes, las enfermeras pueden usar los datos de la evaluación del paciente y el diagnóstico de enfermería para crear metas viables y alcanzables. Estos objetivos pueden ser a corto plazo, como reducir el dolor agudo, o a largo plazo, como ayudar a los pacientes a alcanzar un peso saludable.

 

A continuación, nuestro equipo de especialistas geriátricos implementa las intervenciones de enfermería destacadas en el plan de cuidados de enfermería. Estas son acciones tomadas por nuestras enfermeras para alcanzar los objetivos del paciente y los resultados deseados. Los ejemplos incluyen administrar medicamentos, tomar los signos vitales o reducir los factores de riesgo de caídas.

 

Finalmente, la enfermera evalúa el estado del paciente luego de la implementación de las intervenciones de enfermería. Se pueden realizar cambios en el plan de atención de enfermería geriátrica para ayudar mejor al paciente a alcanzar sus objetivos de salud.

 

Conoce más sobre los cuidados profesionales para adultos mayores.

– Ver Cuidadoras o Enfermeras a Domicilio –

 

 

 

 

 


Adaptado de las fuentes:

  • aginginplace.org
  • dailycaring.com
  • regencyhealthcare.in
  • surpassliving.com
  • seniorsafetyadvice.com
  • firstlighthomecare.com
  • ncbi.nlm.nih.gov
  • kendalathome.org
  • hcah.in
  • nursinghomeabusecenter.com